La FUP desarrolló la conferencia “motivación y liderazgo”


el programa de Administración de Empresas desarrolló una charla para todos sus estudiantes, con el fin de ayudarlos a emprender sus proyectos

Cada vez es más evidente la relación entre motivación y liderazgo en la empresa o en el ámbito empresarial, es por esta razón que el pasado miércoles 29 de marzo el programa de Administración de Empresas, desarrolló la conferencia “motivación y liderazgo empresarial”, dictada por Gerardo Anderson, licenciado en comunicación social y experto en motivación y coach.

La charla giro en torno a las fronteras que se han abierto a causa de la globalización, donde las organizaciones luchan constantemente por ser competitivas, es donde el liderazgo debe afrontarse de la mejor manera, pues se debe aprovechar las capacidades de los colaboradores para llegar a ser más eficientes y cumplir todos los objetivos trazados, acompañados de la motivación, aspecto fundamental para que el grupo de trabajo alcance las metas propuestas.

«Actualmente tenemos un ambiente distorsionado por la desmotivación y por el poco manejo de las emociones, que a eso se le llama inteligencia emocional, en muchas ocasiones no hay creatividad, emotividad, hay muchos factores que pueden influir, estos tiene mucho que ver con el tipo de liderazgo que utilizamos”.

El invitado enfatizó en la importancia de llevar constantemente este tipo de  charlas a los jóvenes que quieren emprender sus propios negocios y que en ocasiones se encuentran con obstáculos y decaen. “Este tipo de charlas provoca una motivación y te ayuda a darle un enfoque a los proyectos, identificar obstáculos,   miedos y cuáles son las actitudes que se están provocando para que yo no sea un buen líder, un buen empresario y un buen emprendedor. Tenemos que dejar la ansiedad y el desasosiego para ir despertando y mirar un mundo nuevo”.

“Debemos arriesgarnos, no hay que tener miedo, hay mucha gente que se acompleja, dale hacia delante, al final el resultado va hacer tuyo, aunque fracases y si decides seguir caminando, no eres un fracasado. Eres un persona que aprendió del error que cometió”.