La FUP busca disminuir la deserción educativa en la sede Norte

La oficina de Bienestar Institucional desde el área de Trabajo Social extendió sus esfuerzos hacia la sede Norte en Santander de Quilichao, en favor de los estudiantes de convenios buscando minimizar los factores que ponen en riesgo su permanencia en la universidad y promoviendo la inclusión educativa, habilidades para la vida, el trabajo en equipo y la orientación vocacional.

Durante toda la jornada el equipo enviando desde la oficina de Bienestar Institucional trabajaron arduamente para fortalecer los procesos educativos que permiten una educación integral, analizando las diferentes causas de la deserción dentro de las aulas de la institución. Jessica Trujillo (psicóloga organizacional), David Sandoval (pastoral universitaria), Eliana rojas (trabajadora social), Lina Burbano (practicante de trabajo social) y Luis Avendaño (practicante de trabajo social) fueron el equipo encargado para trabajar en la sede norte.

“la inclusión nos corresponde a todos, los estudiantes ayudaban a quienes tenían limitaciones” Carlos Balanta estudiante de convenios

Mediante diferentes actividades se buscaba fortalecer los lazos afectivos entre estudiantes y familiares para que desde los hogares los estudiantes reciban apoyo contante por parte de su familia, también con actividades de trabajo en equipo que permite mejorar las relaciones interpersonales en la institución.

La Fundación Universitaria de Popayán busca luchar contra la deserción en las aulas de clase, entendiendo que el futuro de la región está en los jóvenes que por medio de sus conocimientos generen espacios de trabajo y desarrollo en sus entornos ya que son el futuro de la región.