icono Jardín

Los Jardines Botánicos como estrategia mundial para la conservación, se han constituido desde sus comienzos en espacios de los recursos filogenéticos, donde, algunos de ellos han jugado un papel muy relevante en el desarrollo económico y avance comercial de muchas generaciones y el mundo (Vergara, 1997).

El Jardín Botánico de Popayán (JBP) como colección de plantas vivas científicamente organizadas, se constituye como un centro de investigación, educación y conservación de los recursos naturales, bajo el lema “Una Biblioteca verde viviente”, en especial de la flora del Departamento del cauca para el desarrollo local, departamental y regional, integrando la comunidad en procesos educativos y ejecución de proyectos, en el marco del uso sostenible de las especies vegetales, actuando la Fundación Universitaria de Popayán – FUP como centro para estudios de flora de la Costa Pacífica, Valle del Patía, Macizo Colombiano y Pie de Monte Amazónico (Vergara, 1997).

Asume la investigación en conservación de la biodiversidad y etnobotánica, formación en bancos de germoplasma, estudios de flora amenazada, además, de la extensión a la comunidad. El sitio es estratégico por su ubicación geográfica, así como por poseer un relicto de bosque subandino en las ocho hectáreas que ocupa en la Institución (Vergara, 1997).

AFILIACIONES Y REDES

  • Red Nacional de Jardines Botánicos de Colombia
  • Registro Único Nacional de Colecciones Biológicas (RNC)
  • Red de Museos de Ciencias e Historia Natural

NOMBRE DEL JARDÍN: Jardín Botánico de Popayán (JBP)

Lema: Una biblioteca verde viviente.

 

MISIÓN

Promover los procesos de conservación de la diversidad biológica de la región y del País, que contribuya al fortalecimiento de los programas de desarrollo de las comunidades, mediante el conocimiento y estudio de la flora amenazada, de potencial económico, genético y ecológico de las plantas cultivadas, silvestres y la fauna asociada al jardín, que permitan el uso sostenible por parte de generaciones actuales y futuras.

VISIÓN

Para el año 2028, el Jardín Botánico de Popayán se constituirá como un centro de estudios en el ámbito científico, técnico, tecnológico y educativo, promoviendo procesos de conservación de la biodiversidad, productivos y ecoturísticos, que mediante la investigación contribuyan al conocimiento del patrimonio cultural, natural, desarrollo local y regional.

HISTORIA

La Fundación Universitaria de Popayán (F.U.P.) se creó en Popayán el día 14 de diciembre de 1982, le fue concebida Personería Jurídica mediante Resolución del Ministerio de Educación Nacional número 10161, del 28 de junio de 1983, siendo reconocida por el ICFES como una Institución Universitaria de Educación Superior de carácter privado, de utilidad común y sin ánimo de lucro (Documento maestro, 2015).

El Jardín Botánico de Popayán fue creado por el Consejo Superior de la Fundación Universitaria de Popayán mediante el acuerdo No. 008 del 10 de febrero de 1997. En ese mismo año ingresa como miembro a la Red Nacional de Jardines Botánicos de Colombia y dos años después, se otorgó el permiso ambiental bajo la Resolución 0750 del 15 de diciembre de 1999, por la Corporación Autónoma Regional del Cauca (C.R.C.), e inicia el proyecto de sistematización de colecciones vivas con el Instituto de Investigaciones Alexander von Humboldt.

FUNDAMENTO NORMATIVO

En Colombia, mediante la Ley 299 de 1996 se protege la flora colombiana y se reglamentan los Jardines Botánicos, como Centros de Investigación Básica y Aplicada de conservación in situ y ex situ, de educación y experimentación de actividades no contaminantes y la política de colecciones se formula con el fin de desarrollar la misión del Jardín Botánico, conforme a la ley expuesta anteriormente, la ley 165 de 1994 sobre el Convenio de Diversidad Biológica y el Decreto 331 de 1998 reglamentario sobre Jardines Botánicos.

Conservación

  • Dentro de las acciones que se realizan es albergar especies que se encuentren en categoría de amenaza, como es el caso, de la Palma de cera, Molinillo, algunas orquídeas del género Cattleya, que fueron donadas por Instituciones y Asociaciones Nacionales. De igual manera, se desarrollan proyectos que permitan hacer seguimiento y monitoreo a las especies ya establecidas en el área como es el Roble andino por medio de actualización y sistematización de las colecciones vivas.
  • Por el lado de la fauna., se realiza seguimiento a especies (zorros, zarigüeyas, venados, tigrillo) con la ayuda de cámaras trampa y equipos especializados de captura, para conocer el estado de las especies. Posterior a ello se liberan. A corto plazo, se están haciendo gestiones con la Corporación ambiental (CRC), para colaboración en este tema, priorizando especies objetivo de conservación y realizar los correspondientes planes de manejo, tanto para flora como para fauna. Así mismo, especies vegetales que sean producto de decomiso por tráfico ilegal, poder adoptarlas en el JBP.

Investigación

  • Se desarrolla en apoyo a los distintos procesos investigativos dentro del Programa de Ecología y de otras Universidades, como es el caso, de trabajos de grado, proyectos de aula, de estudiantes de Ecología de la Fundación Universitaria de Popayán; Biología, Ingeniería Forestal e Ingeniería Ambiental de la Universidad del Cauca, Ingeniería Ambiental y Sanitaria de la Corporación Universitaria Autónoma del Cauca. Va en coordinación con lo desarrollado en el Herbario AFP.
  • Así mismo, con estudiantes del Semillero de Investigación Serendipias, y con lo desarrollado en el marco de pasantías internas y externas (otras Universidad e Institutos como SENA), monitorias y voluntariados (internos). Igualmente, con los estudiantes de distintas asignaturas, se realizan prácticas de campo, buscando incentivar el trabajo en esta área por medio de los proyectos de aula.
  • Como parte del fomento a la investigación por medio de circulación del conocimiento especializado, se han presentado investigaciones con ponencias tipo poster y oral en eventos científicos de carácter nacional e internacional, tal es el caso, de los Congresos Colombianos de Botánica, encuentros académicos con el grupo de Liquenología de Colombia (GCOL), Congresos de Ecología, con estudios de diversos grupos de flora y fauna al alberga el JBP.
  • Los productos han sido publicaciones como artículos científicos, guías rápidas a color, guías de campo, que han estado enmarcado en distintos proyectos e investigaciones en el Programa de Ecología. Los trabajos desarrollados externos, se está gestionando la elaboración de guías de campo y redacción de artículos.

Educación ambiental

  • Principalmente, se ha establecido por medio de los recorridos guiados por las distintas colecciones del JBP, dando a conocer la importancia, las especies de flora y fauna, los procesos de manejo y funcionamiento a los distintos grupos de personas que ingresan anualmente. Los grupos son atendidos de acuerdo a sus objetivos, necesidades educativas e interés en temas particulares sobre conocimiento, mantenimiento y conservación de plantas en especial, pero, también con interés en grupos de fauna.
  • Por otro lado, se desarrollan proyectos con énfasis educación ambiental, que buscan orientar las otras líneas como es la investigación y conservación.
  • Este componente se complementa con las alianzas con la Corporación Ambiental, otras Universidades e Instituciones, que, por medio de la inclusión social, busca hacer parte activa a la comunidad que vive en la zona aledaña del JBP, buscando que sea un agente dinamizador para los procesos de conservación del ecosistema.
  • Entre el año 2015 y lo que va transcurrido en el año 2021 el jardín botánico recibió un total de 1561 visitantes principalmente de instituciones educativas Básica, Secundaria y Superior, así como también, de organizaciones, empresas, fundaciones, corporaciones, e investigadores en el marco de visitas guiadas o eventos organizados por la institución o el programa de Ecología. Algunas de estas personas, también han estado vinculadas con procesos de investigación como tesis de pregrado, monitorias, pasantías y revisión de las colecciones vivas.

Divulgación

  • Su divulgación se realiza por medio de los recorridos, las investigaciones presentadas en eventos científicos, participación en ferias de Ciencia, exposiciones, celebración fechas ambientales y material didáctico que se ha diseñado para este fin.
  • Otro medio es la página web Institucional que se proyecta para finales del semestre 2021-2 y las redes sociales, que difunden información de las actividades que se desarrollan en el JBP. Las publicaciones también, han contribuido a un conocimiento del JBP ante la comunidad científica, así como los cursos de extensión, conferencias sobre distintos grupos taxonómicos y temáticas de interés.

A futuro se pretende empezar a implementar talleres pedagógicos, ampliar el material divulgativo y seguir apoyando los procesos de investigación en relación a la botánica y las colecciones biológicas. De igual manera, se está gestionando, retomar alianza con otras entidades como el Banco de la República que amplíe el portafolio se servicios a la comunidad en general, para promoción de la cultura en el área ambiental.

La vegetación del área de estudio se referencia dentro de la zona de vida de selva Subandina (Cuatrecasas, 1958). Dentro de la conservación in situ y ex situ, el Jardín Botánico presenta dentro de su área 5 colecciones vivas establecidas: Jardín Arboretum, Epifitario, Bambusetum, Heliconario y Bosque natural. Las colecciones cuentan con un sendero de 1050 metros demarcado con distintos tipos de sustrato en cada una de ellas, incluyendo 176 metros de la zona de transición entre Heliconario y bosque natural que es un área de cultivo de café.

Se han determinado en las distintas colecciones del JBP, más de 58 familias botánicas, entre las que sobresalen Araceae, Asteraceae, Bromeliaceae, Lauraceae, Moraceae, Melastomataceae, Orquidaceae, Poaceae y Rubiaceae, de las cuales hay identificadas aproximadamente 70 a nivel de género y más de 100 a nivel de especie, distribuidas en los estratos epífito, trepador rasante, herbáceo, arbustivo y arbóreo. En dicha estratificación, se observa vegetación asociada como epifitas vasculares como orquídeas, bromelias, helechos, bejucos y lianas y no vasculares con los grupos de briófitos que registran un total de 45 especies, además, de macrohongos con 136 especies y líquenes con 63 especies inventariadas.

Colección de importancia ecológica, económica, ornamental e histórica. Incluyendo la zona de ampliación, presenta un área de 6695,8 m2, con 471 individuos representados en 32 familias, 49 géneros y 55 especies, de las cuales 35 son nativas, 15 cultivadas, 4 introducidas y 1 endémica, como son: Retrophyllum rospigliosii (Pino Romerón), Liquidambar styraciflua (Álamo o estoraque), Nectandra sp. (Jigua), Quercus humboldtii (Roble), Alnus jorullensis (Aliso), Juglans neotrópica (Cedro negro), Senna spectabilis (Flor amarillo), Erythrina edulis (Chachafruto), Erythrina fusca (Cachimbo), Acacia melanoxylon (Acacia negra), Calliandra sp. (Carbonero matizado), Albizia guachapele (Igua), Ochroma pyramidale (Balso tambor), Myrcia popayanensis (Arrayán), Lafoensia acuminata (Guayacán maderable), Cedrela odorata (Cedro oloroso), Billia rosea (Cariseco), Sapindus saponaria (Jaboncillo), Cestrum sp. (Jazmín de monte), Ixora sp. (Coralito), Cordia alliodora (Nogal cafetero), Handroanthus chrysanthus (Guayacán amarillo), Jacaranda caucana (Gualanday), Bambusa vulgaris (Bambú amarillo), Guadua angustifolia (Guadua), Syagrus sancona. (Palma zancona) Alberga igualmente, especies amenazadas como Palma de cera (Ceroxylon quindiuense), Cedro negro (Juglans neotropica), Molinillo (Magnolia hernandezii) y Roble andino (Quercus humboldtii), las tres primeras en categoría de En Peligro (EN) y la última Vulnerable (VU). La colección cuenta con un sendero demarcado de 220 metros.

Colección de importancia ecológica, que brinda refugio a especies de epífitas vasculares y no vasculares de región principalmente. Con la donación de la Asociación Payanesa de Orquideología – APO de 177 plantas en 2014, que enriqueció la colección. Cuenta con 428 individuos distribuidos en 62 morfo especies, 45 géneros, 4 familias entre Orquidaceae, Bromeliaceae, Polypodaceae (Pterodófitos) y Cactaceae, de los cuales 409 individuos corresponden a orquídeas, 12 a bromelias, 6 helechos, 1 cactus y 14 indeterminadas. Alberga especies amenazadas de orquídeas como la Cattleya trianae, considerada la Flor Nacional de Colombia, además, de Cattleya quadricolor, Cattleya mendelii y Cattleya warscewiczii, las tres primeras en categoría de En Peligro (EN) y la última Vulnerable (VU).

Colección que cuenta con dos especies, Guadua (Guadua angustifolia) y Bambú (Bambusa vulgaris), de importancia económica, ornamental y ecológica. Además, de hábitat de quirópteros, ofidios y protectora de fuentes hídricas. El sendero que lo recorre presenta una longitud de 35 metros, que viene de la colección de Jardín Arboretum.

Se encuentran especies de Heliconias representativas de la región y especies obtenidas por intercambio con otros Jardines Botánicos y el sendero que lo recorre es de 31 metros de longitud.

Corresponde a un dominio de importancia capital para el Jardín Botánico, por cuanto se convierten su estrategia de conservación in situ, la cual es especial en el contexto de las colecciones nacionales. presenta un registro de 57 especies agrupadas en 43 géneros y 32 familias. El acceso, a esta colección, es por medio de un sendero ecológico, donde se pueden identificar las características de la vegetación, especies importantes y el paisaje de la zona.

Están representadas por pequeños parches de bosque secundario en regeneración, pertenecientes a la zona de vida de Selva Subandina, en los sectores de la quebrada Renacer, donde, actualmente el único sendero habilitado (588 metros), para actividades de guianza y turismo es el de la quebrada renacer, que alberga 37 especies de plantas leñosas, principalmente representadas por Palicourea thyrsiflora (Cafetillo) y Alchornea coelophylla (Lombricero). Así mismo, se encuentra el bosque asociado a la quebrada Corazones, que nace en el centro del campus universitario en una zona caracterizada por la plantación de Guadua angustifolia (Guadua) y se conforma por un parche de bosque denso altamente conservado, que alberga cerca de 33 especies de plantas leñosas y con alta abundancia de dos árboles de Palicourea calidicola y Palicourea thyrsiflora (Cafetillo), además, de ser rico en plantas epífitas vasculares y no vasculares y esta área de destina para procesos de conservación e investigación. Finalmente, el bosque de la quebrada Mano de Oso, con cerca de 44 especies de plantas leñosas, representadas principalmente por su abundancia de Palicourea thyrsiflora (Cafetillo), Meriania speciosa (Flor de Mayo) y una alta presencia de la planta Oreopanax floribundum (Mano de Oso) a la que debe su nombre y es de uso investigativo y de conservación.

En las distintas colecciones vivas del Jardín Botánico de Popayán, se encuentra asociado un gran número de especies de fauna, tanto vertebrados como cordados y son de gran importancia para las dinámicas ecológicas que presenta el ecosistema. En cuanto a la fauna asociada al Jardín Botánico se reportan:

AVES

Especies como Barranquero Momotus aequatorialis, Cerrajas (Cyanocorax yncas), tángaras (Thraupidae sp), azulejos (Thraupis episcopus), Gorriones (Zonotrichia capensis), Toriadores (Tyranidae sp), Carpinteros (Melanerpes formicivorus), Halcón Cernícalo (Falco sparverius), Garrapatero (Milvago chimachima) y Pájaro Ardilla (Piaya cayana).

MAMÍFEROS

En mamíferos con 5 especies como: zarigüeya (Didelphis marsupialis), zorro perro (Cerdocyon thous), tigrillo (Leopardus tigrinus), venado de cola blanca (Mazama sp.) y conejo silvestre (Oryctolagus sp.). Igualmente, avistamientos continuos de otras especies como ardillas (Sciurus vulgaris), comadreja de cola larga (Mustela frenata), y ratones de campo (Apodemus sylvaticus). Además, de la presencia de trece especies de quirópteros pertenecientes a las familias Vespertilionidae, Molossidae y Phyllostomidae. Por otro lado, esta última familia comprende ocho especies distribuidas en tres Subfamilias Carrollinae con las especies Carollia brevicauda y Carrollia perspecillata, Stenodermatinae con las especies Artibeus lituratus, Artibeus jamaicensis, Artibeus phaeotis, Platyrrhinus chocoensis y Vampyressa melissa y la Subfamilia Phyllostominae con la especie Phyllostomus discolor.

REPTILES

Los herpetos, en anfibios se registran 9 especies, entre ellas, Pristimantis taeniatus (cf), Pristimantis leoni (cf), Pristimantis w-nigrum (cf), Colostethus fraterdanieli y una especie identificada por su canto Dendropsophus colombianus. Por su parte, en reptiles hay presencia 6 especies de serpientes, como, falsa coral (Lampropeltis triangulum), jueteadora (Chironius monticola), coral (Micrurus sp.), rabo de ají (Micrurus mipartitus), culebra huertera (Sibon nebulata) y Sabanera (Atractus sp.) y dos especies de lagartijas Anolis auratus y Pholidobolus vertebralis.

INSECTOS

Otros grupos como, insectos pertenecientes a los Órdenes Lepidoptera (mariposas, polillas), se han registrado 64 especies de Lepidópteros diurnos, 29 especies del Orden Himenoptera, como las hormigas (Fam. Formicidae), 12 especies de escarabajos coprófagos (Coleoptera: Scarabaeinae) y algunos sin inventario pertenecientes al Orden Orthoptera (saltamontes, grillos).

Se ubica en la sede los Robles de la Fundación Universitaria de Popayán -FUP, cuenta con ocho hectáreas de las cuarenta y seis que posee la Institución y se sitúa en el flanco occidental de la Cordillera Central a 1850 m.s.n.m. con una temperatura promedio de 18 ° C. El área corresponde a la zona de vida de Selva Subandina (Cuatrecasas, 1958), con coordenadas geográficas de 2°23’ Latitud norte y 76°40’ longitud oeste a una altura de 1850 m.s.n.m.

El Jardín Botánico de Popayán asume la investigación en conservación de la biodiversidad y etnobotánica, formación en bancos de germoplasma, estudios de flora amenazada, además, de la extensión a la comunidad.

Ofrece servicios de guianza interpretativa ambiental por las distintas colecciones vivas asociadas al Jardín Botánico, en recorridos por senderos ecológicos bien definidos a grupos de distintas Instituciones educativas, Universidades, empresas públicas y privadas, ONG’s, entidades municipales y gubernamentales y comunidad en general que busquen espacios para recreación y disfrute de la naturaleza. Además, de posibilidad de pasantías (internas y externas), monitorias, voluntariados.

Brinda espacio natural para el desarrollo de investigaciones, por parte de estudiantes, profesionales, especialistas de la región en los distintos componentes de flora, fauna, aguas, suelo, paisaje, en temas de levantamientos de vegetación, avistamiento de aves y análisis de paisaje.

Apoyo y acompañamiento a actividades de carácter ambiental que se realicen en la región.