Gran éxito de la conferencia en Bioderecho


El programa de Derecho de la Fundación Universitaria de Popayán desarrolló en el auditorio de la sede San Camilo la conferencia titulada “Bioderecho Fuente y Doctrina daño a la salud. Criticas de la doctrina colombiana y propuesta de optimización”, donde se hicieron presentes estudiantes de derecho de diferentes instituciones de educación superior de la ciudad, […]

El programa de Derecho de la Fundación Universitaria de Popayán desarrolló en el auditorio de la sede San Camilo la conferencia titulada “Bioderecho Fuente y Doctrina daño a la salud. Criticas de la doctrina colombiana y propuesta de optimización”, donde se hicieron presentes estudiantes de derecho de diferentes instituciones de educación superior de la ciudad, para conocer de manera directa el tema de  trascendencia en el  país.

La conferencia estuvo a cargo  del doctor, Erick Valdés,   Doctor en Filosofía Política, Universidad de París-Sorbonne  y Doctor en Derecho, Universidad de París. Postdoctorado en Filosofía analítica, Universidad de Oxford, Inglaterra; Postdoctorado en Bioética, Universidad de Georgetown, Estados Unidos, y Postdoctorado en Bioderecho, Washington College of Law, Estados Unidos. Profesor de Bioética, Bioderecho y  Filosofía Moral, U. de Chile.

También realizó una ponencia la doctora, Laura Victoria Puentes, Abogada de la Universidad del Cauca. Pasante de Postgrado en Bioderecho, Universidad de Georgetown, Estados Unidos, y Pasante de Postgrado en Teorías de la Democracia y Derechos Humanos, Washington College of Law, Estados Unidos.

La charla trató temas en cuanto a la doctrina y jurisprudencia del daño a la salud en Colombia, explicando como la bioética busca  jerarquizar esa competencia para establecer parámetros, razones, argumentos y justificaciones para tomar una determinación y decir que principio y que norma debería imponerse en cada caso particular.

“La bioética trabaja con normas de moral común, en el caso de la constitución Colombia se garantiza el  derecho a la justicia, el derecho a la autonomía; pero son equivalentes en teoría, es decir que no se sabría decir cual tiene más valor”, explicó  Erick Valdés.

De igual manera la doctora Puentes, recalcó que la doctrina del daño la salud  debería funcionar  reconociendo  que las vidas de los seres humanos son distintas y que se afectan de manera distinta, un daño es similar desde todo punto de vista. La doctrina colombiana equivocadamente ha considerado que solo a partir de la afectación psicofísica es que puede haber unas consecuencias. “ellos dicen que solo la afectación psicofísica se debe reparar, pero yo considero que no es así, el daño se deriva de mucha formas, hay que dotar de contenido   el concepto del daño a la salud, porque de otra manera lo que ocurriría es que estemos reparando de manera injusta y dejando de lado el verdadero sentido de los principios de reparación integral y equidad”, recalcó.

La jornada terminó con preguntas de los asienten en cuanto al daño a la salud, las consecuencias que se puedan presentar con la leyes existentes teniendo en cuenta los principios de igualdad y dignidad humana.  También se realizaron preguntas en cuanto al biodrecho y bioética, Donde los ponentes dieron ejemplos de casos nacionales e internacionales.