El Nuncio Apostólico trabajó con los sacerdotes de la Diócesis de Popayán y se reunió con los medios de comunicación


Monseñor Luis Mariano Montemayor, habló de la necesidad de trabajar juntos para sacar adelante el proceso de paz y el papel de la iglesia durante el posconflicto.

La Fundación Universitaria de Popayán en cabeza del Rector padre Mario Alfredo Polo Castellanos, recibió la visita en la sede san José del Nuncio Apostólico Monseñor Luis Mariano Montemayor, representante del Vaticano, junto a todos los sacerdotes del Departamento del Cauca el pasado jueves 15 de agosto de 2019, donde se socializaron las necesidades de la región en la parte política, social, ambiental y espiritual; vicisitudes donde la Iglesia Católica trabaja de manera mancomunada con los lideres de los diferentes gremios para proteger en primera medida las familias, los recursos naturales y aportar en las diferentes problemáticas referentes al posconflicto, para alcanzar la anhelada paz.

El Nuncio dejó en claro cuales son las labores de los sacerdotes y la iglesia en esta crucial etapa, para afrontar los retos de la mejor manera y abordar las necesidades de las personas desde su parte espiritual y social. También, les recalcó la importancia del testimonio como representantes de Dios para ser un faro de luz en medio de la oscuridad; es por eso que se debe estar atento a las injusticias y lo ataques a los acuerdos de paz.

De igual forma, se realizó una rueda de prensa en las instalaciones de la Arquidiocesis de Popayán en horas de la tarde, donde los periodistas de diferentes medios de comunicación locales y nacionales acudieron al llamado por parte del Nuncio Apostólico y el obispo de Popayán, Luis José Rueda Aparicio. En el evento se dio a conocer los resultados de la apretada agenda que sostuvo Monseñor con diferentes autoridades de la ciudad y su visita a los excombatientes y lideres indígenas del departamento, dejando en claro la importancia que tienen los acuerdos de paz para el futuro del Cauca, pues los excombatientes tienen la voluntad de seguir siendo lideres de paz.

el Nuncio también mostró su preocupación con la situación que afrontan las comunidades indígenas con la presencia de nuevos grupos armados en el territorio,  donde aseguran que sufren constantes amenazas. finalmente invitó a la comunidad a estar unida con los hechos de violencia que se presentan a diario en el país.

El Nuncio manifestó el compromiso profundo de la Iglesia en apoyar este proceso, y el apoyo total a las comunidades indígenas y líderes sociales en el trabajo conjunto para proteger la dignidad humana y los acuerdos de paz. También, exhorto a los medios de comunicación a ser portadores de la verdad y evidenciar la realidad de la sociedad y las necesidades de las comunidades asentadas en el territorio. .