“Cine en mi Barrio” se convierte en festival itinerante

Después de recorrer algunos barrios de la Ciudad Blanca y algunos municipios del departamento del Cauca, en la búsqueda de la promoción y difusión del cine nacional y latinoamericano, el colectivo audiovisual “Cine en mi Barrio”, regresa en su 5° versión, para proclamarse como nuevo festival de cine.  Se llevará a cabo del 28 de agosto al 1 de septiembre.

Han sido cuatro años de ejecución, en los que luego de un trabajo en conjunto, realizado por estudiantes de la Fundación Universitaria de Popayán y estudiantes que cursan bachillerato en escuelas públicas y privadas de la ciudad, los espectadores han podido disfrutar de las proyecciones en las salas alternas (teatros y escenarios deportivos), llevándose tras la experiencia la sensación de aprendizaje sobre los diversos componentes que giran alrededor de la cinematografía.

El colectivo ha sido invitado a múltiples ediciones de festivales colombianos, entre los cuales figuran “Festival: La Otra historia”, de Medellín; Festival Internacional Cine en Las Montañas, de Salento, Quindío; Festival de Ipiales: Cine sin Fronteras, Festival Internacional de Cartagena de Indias, entre otros. Mediante este proceso de muestra y exhibición, se ha logrado adquirir a través de los organismos legales correspondientes, la licitación que constituye al colectivo como festival Itinerante  nacional de cine independiente.

Gracias a la tarea de la Asociación Nacional de Festivales, Muestras y Eventos Cinematográficos y Audiovisuales de Colombia, ANAFE, como agremiación que articula los espacios de circulación y exhibición alternativa que se realizan a lo largo y ancho del país, ha permitido al colectivo expandir su misión y para ello le ha concebido  como festival. Con el respaldo del Ministerio de Cultura, la iniciativa de crear este nuevo espacio nace de la necesidad de generar un acercamiento entre los creadores de imágenes en movimiento y sus espectadores, buscando a través cada exhibición el objetivo principal que es la formación de públicos y despertar en estos el interés por el arte cinematográfico nacional  y la participación en espacios culturales que fomentan la educación y la cultura.

Durante el mes de agosto, las pantallas del festival se tomarán algunas localidades de la ciudad, siendo el barrio “El Mirador”, uno de los más relevantes, lugar en el que se desarrollarán exposiciones y talleres dirigidos por colectivos invitados del centro y suroccidente del país, entre ellos, “Cinema Andante” “Cine  Castilla”  y “Smart Films”, invitados desde el Distrito Capital. De las muestras oficiales se tendrán las categorías ficción, animación y documental.

Los talleres, cuyo objetivo es enseñar a sus asistentes múltiples nociones que existen en el séptimo arte, como la composición fotográfica y la producción audiovisual, se llevarán a cabo durante el marco del evento que tendrá lugar este 28 de agosto al 1 de septiembre. El festival también contará con la participación especial del reconocido actor, Fernando “El Flaco” Solórzano, destacada personalidad por sus múltiples interpretaciones en producciones nacionales del cine y la televisión, quien realizará un conversatorio alrededor de la dramaturgia del actor.

Es importante resaltar que el desarrollo de algunas actividades involucradas en los talleres se realizará en espacios alternos, como deportivos en ciertos barrios, teatros y parques de la ciudad.  Un evento  de la Fundación Universitaria de Popayán, desde el área de responsabilidad social  que dispondrá la logística y  el uso de las salas de computación en sus facultades, para poder llevar a cabo las tareas requeridas dentro de los ya mencionados talleres.

Se espera una gran acogida por parte de la audiencia, que podrá participar de las exhibiciones, talleres y actividades alternas que se desarrollarán durante el marco del festival del presente año. El festival quiere llegar a su público para demostrar la belleza y el arte que componen el cine y como consecuencia, expandir y aclarar la visión de aquellas personas que están en busca de sus pasiones.

“Para nosotros como realizadores del festival es una experiencia riquísima poder llegar a los barrios más vulnerados en su tejido social y ver que los niños y hasta los ancianos se divierten, sonríen, debaten sobre los temas que tratan las películas.  Revitaliza el alma brindarles la oportunidad de que puedan ver por primera vez una película en pantalla gigante y con buen sonido. Queremos que muchos comiencen a creer que hacer cine es posible y que para ello  se necesita es tener fe en nuestros proyectos y materializar nuestras ideas. De manera que invitamos a todos los jóvenes a hacer parte de este movimiento, a que aprovechen estos espacios para aprender y compartir. Los invitamos para que se unan a esta causa y puedan vivir esta mágica experiencia. “