Agraz, planta de alto valor social, ecológico, productivo y comercial


Se lideró el proyecto desde la FUP para aumentar el área de siembra de la especie y combatir la pérdida de diversidad de la misma.

El programa de Administración de Empresas Agropecuarias a través del semillero El Roble, adscrito al Grupo de Investigación en Producción y Agronegocios Sostenibles – GINPAS-  formuló y desarrolló el proyecto «Evaluación del crecimiento de agraz”, del cual hace parte la joven investigadora Katherin Johana Cuchumbe Avirama.

El agraz Vaccinium sp., también conocido como mortiño, agrás, uvito de monte, arándano azul o Jamaican bilberry es uno de los frutos comestibles de la familia Ericaceae que crece de forma espontánea en la zona alto andina de Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela y Jamaica. Sin embargo, la ausencia de protocolos viables para su propagación y el desconocimiento de su manejo agronómico, dificultan la introducción de esta especie como cultivo comercial.

En este orden de ideas, se lideró el proyecto para aumentar el área de siembra de la especie y combatir la pérdida de diversidad de la misma, al evaluar las condiciones de la propagación por estacas y la germinación de semillas. La iniciativa se adelantó en dos sistemas de propagación, estacas apicales y semilla botánica, en la vereda Quintana de la ciudad de Popayán, perfilándose dentro del marco de la innovación social como alternativa de sostenibilidad para la zona alto andinas.

Refiere la Joven Investigadora Katherin Johana Cuchumbe Avirama que “se realizaron diferentes investigaciones como lo fueron evaluación del potencial germinativo de las semillas de agraz en laboratorio y condiciones preliminares para la propagación asexual de agraz. Bajo condiciones climáticas de la vereda Quintana, además del apoyo en proyectos investigativos del semillero El Roble tales como, evaluación del crecimiento de agraz V. meridionale por el sistema de propagación de semilla botánica, presencia de micorrizas en suelo y raíz de agraz silvestre V. meridionale en muestras de Valencia, Quintana y Jámbalo, llevando a cabo análisis y discusiones de resultados para cada uno de los proyectos, se participó también en la redacción y estructuración de la propuesta enfocada en la evaluación del comportamiento agronómico del agraz, bajo la influencia de abonos orgánicos en cuatro localidades del departamento del Cauca. Acciones realizadas con el apoyo de la Corporación Regional Autónoma del Cauca – CRC y el liderazgo del programa de Administración de Empresas Agropecuarias de FACECA FUP”.

El proyecto se implementó en la vereda Quintana de Popayán, pues en esta zona crece el agraz de forma silvestre, la producción es recolectada con fines comerciales debido a la importancia que está adquiriendo en el mercado frutícola (consumo en fresco) y en el sector agroindustrial (mermelada, salsas, flanes); de ahí que la extracción continua y sin límites convierta el agraz en una especie de alto riesgo por pérdida de diversidad genética.

Finalmente,  la Joven Investigadora Cuchumbe aseguró que “se adelantan procesos de investigación para la recolección en los diferentes estados de madurez de los frutos de agraz y se ha formulado un nuevo proyecto que pretende estudiar alternativas de elaboración de productos derivados del agraz y estandarización de los procesos con principios de sostenibilidad que favorezcan la calidad de vida de las comunidades de las regiones alto andinas del departamento del Cauca y el fortalecimiento de asociaciones de familias extractoras en la transformación del fruto”.

La investigadora se destaca por haber participado en actividades locales como evaluadora en el III Encuentro Institucional de Semilleros de Investigación, en la exposición y encuentro de prácticas empresariales como también en eventos nacionales en la ciudad de Montería durante el IV Congreso Nacional y V internacional de Ciencias Biológicas (ACCB) como ponente.